Comercializan 100 toneladas de verduras agroecológicas a precios justos

En solo tres años, el ‘Bolsón Soberano’, un proyecto universitario, ya logró entregar más de 16.500 bolsones de hortalizas frescas, sanas y de estación. Este canal alternativo de venta fomenta el consumo responsable y beneficia a los productores de verduras que usan menos agroquímicos.

El proyecto universitario entregó en la Facultad de Agronomía de la UBA más de 16.500 bolsones de verduras frescas —cosechadas hasta 24 horas antes— que producen familias hortícolas en transición hacia la agroecología

(SLT-FAUBA) Algunos de los problemas que afectan a las familias horticultoras del periurbano se relacionan con la baja rentabilidad que obtienen de la larga cadena de comercialización y con el uso de agroquímicos en las fincas, cuyo manejo inadecuado puede perjudicar al ambiente y a la salud de productores y consumidores. En este marco, el proyecto ‘Bolsón Soberano’ de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria (CaLiSA) de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), por medio de la venta de bolsones de verdura a precios justos, reduce la cantidad de eslabones entre campo y hogares, y allana el camino de los horticultores hacia la agroecología. Ya comercializaron más de 100 toneladas de alimento sano, fresco y de estación.

Los integrantes de la Asociación de Productores 1610 de la localidad bonaerense de Florencio Varela producen con la agroecología como horizonte

“El proyecto vende bolsones que contienen siete u ocho kilos de diferentes verduras producidas por la Asociación de Productores 1610, de Florencia Varela. Ellos están cambiando su producción hacia la agroecología. Es decir que sus manejos agrícolas se basan cada vez más en rotaciones, policultivos, abonos orgánicos y bioinsumos de elaboración propia. Todo esto les permite reducir la cantidad y el volumen de agroquímicos que usan”, resaltó Juan Cruz Demicheli integrante del proyecto y de la cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la FAUBA coordinada por el profesor Carlos Carballo (CaLiSA).

Demicheli destacó que en los tres años que llevan en actividad entregaron más de 16.500 bolsones de verdura, que representaron más de 100 toneladas de alimento en transición agroecológica. Además, los miembros del proyecto le dan una gran importancia a comunicar las problemáticas de producción y comercialización hortícola. “Para que se pueda dar la transición agroecológica, los ciudadanos debemos conocer quiénes producen nuestros alimentos, cómo lo hacen, y quiénes se llevan los mayores porcentajes del precio final. Desde nuestro rol como consumidores podemos beneficiar a los horticultores que desean producir verduras de manera sana”.

En este sentido, agregó: “Esta transformación puede alcanzar mayor cantidad de productores y consumidores a través de canales alternativos de comercialización que permitan que las familias horticultoras que tienen la agroecología como horizonte reciban precios más justos. Con ese objetivo, el ‘Bolsón Soberano’ articula entre los productores familiares en transición agroecológica y los consumidores que valoran este trabajo diferencial, reduciendo la cantidad de intermediarios de la cadena. Según la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en la cadena comercial convencional, las quintas hortícolas reciben en promedio sólo el 25,65% del precio final de las verduras. Con el proyecto, este valor asciende al 60%”.

Comercio colectivo y consensuado

Juan Cruz explicó que actualmente el alimento pasa por muchas manos antes de llegar al consumidor: un intermediario carga las verduras en las quintas y las transporta hasta el Mercado Central, donde otro intermediario fija cuánto y cómo va a pagarle a los productores, para luego vender las hortalizas a distribuidores, mayoristas y minoristas. En esta larga cadena, los extremos salen muy perjudicados ya que cada intermediario aumenta el precio de los alimentos sin modificar las condiciones de la verdura. La CAME afirma que en marzo de 2019, el precio final promedio de algunos productos agrícolas —acelga, berenjena, brócoli, calabaza, lechuga, pimiento, repollo, zapallito, tomate— en góndola fue un 320% mayor al que recibieron los productores.

El precio de los bolsones se determina en asambleas trimestrales en las cuales participan los integrantes de la cadena: horticultores, consumidores, grupos de comercializadores solidarios e instituciones como la FAUBA

De acuerdo con esto, Demicheli indicó que el precio de los bolsones se decide en asambleas trimestrales en las que intervienen horticultores, consumidores, grupos de comercializadores solidarios e instituciones como la FAUBA. En estos encuentros, los productores proponen un precio a partir de sus costos y necesidades productivas, mientras que los otros participantes describen el trabajo que realizan y cómo variaron sus respectivos costos. De este intercambio resulta el precio final del bolsón y el porcentaje que cada actor recibe por los próximos meses. Un 40% se reparte entre los costos del flete y la remuneración del proyecto.

El sano camino hacia la agroecología

En cada entrega del ‘Bolsón Soberano’ en la FAUBA, los integrantes del proyecto y de la Asociación 1610 explican a los consumidores las particularidades de las verduras que ofrecen. “Las siete u ocho variedades de hortalizas que componen el bolsón siempre son de estación, ya que se produce lo que las horas de luz y temperaturas permiten en cada época del año. Además, en muchas ocasiones el bolsón tiene verduras que quizás no son tan comunes y le contamos a la gente cómo incorporarlas a sus recetas”, contó Juan Cruz, quien también es estudiante de la Licenciatura en Economía y Administración Agraria (LEAA-FAUBA).

Asimismo, aclaró: “Siempre mencionamos que las fincas están en transición hacia la agroecología. Esto quiere decir que vienen de un modelo convencional en el que usaban monocultivos y paquetes tecnológicos como agroquímicos y semillas tratadas con fungicidas. Actualmente, están reduciendo el uso de agroquímicos ya que pueden resultar nocivos para la salud de los consumidores y para la de ellos mismos”.

A lo largo de estos tres años pasaron muchas personas por el equipo del proyecto. “Arrancamos con José Luis Zevallos Anfossi y Lucio Maurizio compañeros de la LEAA y hoy somos más de 10 personas: Corina Conte, Luisina García, Esther Podolak, Begoña Nazabal, Delfina Arancio, Santiago Cicciaro, Felipe Boucau, Franco Córdoba y Lautaro Otal” (Demicheli)

“La transición es compleja. Por eso, desde otra iniciativa de la CaLiSA y la FAUBA se está avanzando con el ‘Sistema Participativo de Garantía’. Este sistema pretende generar una serie de instrucciones técnicas que posibiliten la transición agroecológica y acompañar a los horticultores en este proceso tan complejo que no cuenta con políticas públicas que lo fomenten”, sostuvo Juan Cruz.

Demicheli se refirió a los desafíos que desde el ‘Bolsón Soberano’ piensan encarar a futuro: “Nos gustaría sumar nuevos objetivos y personas al equipo. La idea es aumentar la cantidad de organizaciones con las que interactuamos y los alimentos que comercializamos, ya que hay una demanda fuerte de parte de la comunidad; las familias vecinas no sólo quieren consumir de forma más saludable y a precio más justo, sino también proteger el ambiente y a quienes trabajan la tierra y producen alimentos”.

Sé el primero en comentar en "Comercializan 100 toneladas de verduras agroecológicas a precios justos"

Déjanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.