Una vistosa planta vive sin sus polinizadores… los murciélagos

En estos días, en la Facultad de Agronomía de la UBA se puede ver florecido un notable ejemplar de Solandra maxima. Su reproducción depende de ciertos quirópteros que en estas latitudes están ausentes. ¿Cómo y cuándo llegó al parque de la facultad?

Solandra maximaSolandra maxima es una planta pariente del tabaco y del tomate. Sus vistosas flores están abiertas y se las puede apreciar en el parque de la FAUBA. Foto: A. López-Carretero.

* En colaboración con Norberto H. Montaldo y Antonio López-Carretero.

Esta nota fue leída 1979 veces.

(SLT-FAUBA) En estos días de invierno en que las flores no abundan en Buenos Aires, en la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), un pulmón verde en medio de la ciudad, floreció una planta que llamó la atención de alumnos, docentes y hasta de vecinos que usan ese espacio con fines recreativos. Se trata de Solandra maxima, dueña de las flores muy vistosas que se abrieron en el cerco perimetral del estacionamiento del Pabellón de Agronegocios. Esta planta pertenece a la familia de las Solanáceas, lo que la hace pariente de la papa, el tomate y el tabaco, entre otras. Es endémica de Centroamérica hasta el sur de México. Sus nombres vulgares (trompetero gigante, trompetas, copa de oro, copa dorada) hacen referencia al aspecto vistoso de las flores.

Flor de S. maxima, de cerca

La flor de Solandra maxima tiene el aspecto de una trompeta, y eso se refleja en su nombre vulgar, ‘trompetero’. Foto: a. López-Carretero.

Solandra posee una flor grande, robusta, de color claro y con abundante néctar. Este es el aspecto típico de una especie quiropterófila, es decir, polinizada por murciélagos que se alimentan de néctar. Sin embargo, en nuestra templada Buenos Aires no existen murciélagos con estos hábitos alimentarios, ya que la quiropterofilia ocurre en regiones tropicales y subtropicales del mundo. En consecuencia, no podremos verlos visitar las ‘trompetas’. Más al norte en Argentina, en las Yungas y en la Selva Misionera, sí hay plantas a las que visitan los murciélagos, como Nicotiana otophora, Cleome viridiflora y Abutilon niveum, entre otras.

floripón

En el Jardín Botánico “Lucien Hauman” existe un ejemplar de floripón, también visitado por murciélagos. Foto: ropana.cl.

Norberto Montaldo, docente de la cátedra de Botánica General de la FAUBA, identificó inicialmente las flores de Solandra para esta nota y afirmó que en el Jardín Botánico “Lucien Hauman” (FAUBA) existen otras dos plantas que probablemente sean polinizadas por murciélagos en sus zonas de origen: el floripón (Brugmansia arborea) y la pomarrosa (Syzygium jambos). Además, agregó que los murciélagos también polinizan árboles del género Ceiba como el palo borracho rosado o samohú (C. speciosa) y el palo borracho blanco o yuchán (C. chodatii). Ambas especies se encuentran en el predio de la facultad y en sus alrededores.

Por su parte, Antonio López-Carretero, becario posdoctoral de CONICET y quien tomó las fotos que ilustran esta nota, refiere que otro aspecto interesante del trompetero gigante es que, como muchas especies de esta familia de plantas, posee sustancias alcaloides alucinógenas. Por esta razón, varias etnias —los huicholes de Jalisco, México, por ejemplo— la usan desde la antigüedad en sus ceremonias religiosas. En el México colonial, incluso, era común añadir sus flores a bebidas a base de cacao para amplificar sus efectos.

Pimpollo de S. maxima

Solandra maxima es una planta polinizada por murciélagos que se alimentan de su néctar. Foto: A. López-Carretero.

Adriana Bartoli, profesora de la cátedra de Botánica Sistemática de la FAUBA, comentó que en la FAUBA hay un segundo ejemplar de trompetero, plantado detrás del Pabellón Central, y que también merece ser visitado para apreciar sus numerosas flores. Ambos ejemplares fueron donados en la década del noventa por Norma Ordóñez, miembro de la Sociedad Argentina de Horticultura (SAHO). En ese entonces, la SAHO asesoró a nuestra facultad en la creación del rosedal, y también donó ejemplares. Este es un ejemplo de la rica historia de nuestra casa, que se ve plasmada, entre otras cosas, en la diversidad y la belleza de las plantas de su parque.

Acerca del autor

Mariano Devoto
Mariano Devoto
Profesor Adjunto de la Cátedra de Botánica General de la FAUBA - Investigador Adjunto del CONICET

Sé el primero en comentar en "Una vistosa planta vive sin sus polinizadores… los murciélagos"

Déjanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*